"Le ofrecemos nuestro inmenso deseo de seguirle..."

Seis novicias empezaron el noviciado

Todas hemos vivido algún tiempo en diferentes fraternidades, comenzando por pequeñas estadías, retiros , 1 o 2 años de postulantado, compartiendo la vida sencilla de la Fraternidad. En ella hemos podido hacer un camino de discernimiento que nos ha llevado a dar este nuevo paso. Después de una semana de retiro en compañía de Hermana Carla (responsable general de la Fraternidad), el padre Jean- Bechmans, Dios y las oraciones de todos ustedes, hemos entrado al noviciado, en una celebración sencilla pero llena de momentos fuertes.

Quisiéramos compartir con ustedes lo que es esta etapa de iniciación a la vida religiosa que llamamos Noviciado .

 

El Noviciado es un tiempo para descubrir y profundizar las riquezas y las exigencias de la vida religiosa y específicamente la vocación de Hermanitas del Evangelio.

 

De cualquier manera siempre se nos dificulta explicarles con exactitud lo que es el noviciado, así que les invitamos a que descubran el valor de cada una de estas palabras.


Lo que nos espera es un año muy importante, que esta marcando desde ya nuestras vidas, que conduce a una intimidad mas profunda con nuestro bien amado Señor Jesús. Estamos concientes, que como en todo proyecto de Dios hacia el ser humano, no se puede realizar sin la gracia que viene de El, y que nosotras no tenemos mas para ofrecerle que nuestra pequeñez, nuestro inmenso deseo de seguirle y de abandonarnos verdaderamente en sus manos.

El ritmo del día es el siguiente: Comenzamos nuestra jornada a las 6:30 con la meditación de la Palabra de Dios, luego rezamos laúdes, después el desayuno y de las 8 :00 hasta las 12 :00 trabajo en fraternidad y al exterior . La tarde la comenzamos con la adoración de 2 :45 a 4 :45 y a las 5 :00 la formación con la Hermana Paola que es nuestra responsable, a las 6 :30 tenemos misa y así poco a poco vamos avanzando en este camino que esta lleno de muchas cosas a descubrir.

 

Archivo