Camino en Guatemala: un don de Dios

Claudia, novicia de segundo año de noviciado; de nacionalidad italiana y de misión en Guatemala, nos comparte unas pequeñas pinceladas de su experiencia de misión en este querido país con esta bella gente. Le dejamos la palabra:


Compartir este camino hecho aquí en Guatemala… es primero, una Gracia de Dios. Es un don que ÉL está haciendo a mi vida para crecer en la fe, para encontrarlo día tras día en el rostro de mis hermanos y hermanas.

La gente me indica la manera de encontrar a este Jesús de Nazaret que grita “Yo te bendigo Padre, porque has ocultado estas cosas a los sabios e inteligentes y se las has mostrado a los pequeñitos. Si, Padre, así te pareció bien” Lc 10, 21


La gente de aquí lucha por vivir y por sus derechos, a menudo olvidados, de una política que prefiere el poder al servicio de los ciudadanos. Estos pequeños siguen manteniendo la valentía, la alegría de compartir la Eucaristía, buscando en la Palabra de Dios el sentido verdadero de nuestra vida. Es un camino largo, pero vale la pena hacerlo juntos, aprender a compartir la misma historia como hijos e hijas de Dios.

Y en este compartir se descubre y se hace experiencia de Su Amor, de lo precioso que nos ha entregado Jesús: “Les doy este mandamiento nuevo: que se amen unos a otros. Ustedes se amaran unos a otros como yo les he amado. Así reconocerán todos que ustedes son mis discípulos: si se tienen amor unos a otros”. Jn 14, 34

Claudia